domingo, 7 de febrero de 2010

Helena

Helena, Hija de Zeus, mujer griega preciosa,
De la belleza, desde niña una diosa,
Y con ella desataste una lid tormentosa,
Siendo del jardín tú la única rosa.


Helena,
Tu presencia alborota profundas emociones
Y de París, hasta sus mas escondidos rincones,
De la mitología eres una de las mas grandes sensaciones,
Y de mis escritos una de mis inspiraciones.


Helena,
Para griegos y troyanos eres fuente de calor,
Desataste una guerra hasta la última gota de sudor,
Donde hasta el último soldado mostró todo su furor
Y como toda mujer, dejaste correr sangre y ganaste más que amor...

4 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente! Un verdaero himno a la belleza. Felicitaciones! Un abrazo grande.

Poetiza dijo...

Bellas letras. Bello poema. Besos, cuidate.

Sakkarah dijo...

¡Quién fuera Helena...!

Muchos besos.

Ashia dijo...

Un escrito de gran belleza, en el que no hay que olvidar que el rapto de Helena, fué el desencadenante de la Guerra de Troya.
Mujer valiente y dotada de una gran inteligencia, ante puso el amor de Paris huyendo a Troya.

Todo un símbolo.

He disfrutado leyendote.

Un abrazo
Ashia

Related Posts with Thumbnails